Saltar al contenido

Sedacion en gatos efectos secundarios

22 junio, 2022

Mi gato es muy activo por la noche

Si su gato sufre dolor crónico, estrés o trastornos de ansiedad, la gabapentina puede ser el medicamento perfecto para ayudarle a sentirse mejor. La gabapentina es un fármaco seguro y eficaz para los gatos que se utiliza desde hace muchos años para tratar diversas afecciones. En este artículo, hablaremos de los beneficios de la gabapentina para los gatos y de cómo puede ayudar a mejorar su calidad de vida.

La gabapentina es un medicamento que se desarrolló originalmente para tratar las convulsiones en los seres humanos. Sin embargo, pronto se descubrió que la gabapentina también tenía otros beneficios y empezó a utilizarse para tratar el dolor crónico y los trastornos de ansiedad. La gabapentina actúa bloqueando ciertos receptores cerebrales encargados de transmitir las señales de dolor. Esto reduce la sensación de dolor que siente su gato y ayuda a reducir sus niveles de estrés.

La gabapentina es un medicamento seguro para los gatos, con pocos efectos secundarios si se toma en la dosis correcta. El efecto secundario más común de la gabapentina en los gatos es una leve sedación o letargo, que tiende a desaparecer después de haber tomado gabapentina durante un tiempo.

Dosis de gabapentina para gatos

Leer artículos escritos por Ashley WieseLos gatos representan una gran parte de la población de mascotas de Estados Unidos; en 2012, los aproximadamente 74,1 millones de gatos superaban a los aproximadamente 69,9 millones de perros en este país. Aunque estas cifras representan un descenso general de las poblaciones de perros y gatos, la proporción de gatos maduros (>7 años) o geriátricos (>11 años) ha aumentado hasta el punto de que los gatos mayores representan ahora el 50% de la población de gatos domésticos.1,2 Aunque el avance de la edad en sí no es una enfermedad, los animales geriátricos son más propensos que los jóvenes a tener enfermedades adquiridas y a funcionar casi al máximo de su capacidad cardiovascular. La mayoría de las enfermedades cardíacas en los gatos son adquiridas y progresivas; la minoría son congénitas.3 Las reservas cardiovasculares limitadas de los animales geriátricos y el desarrollo de enfermedades cardíacas con el aumento de la edad hacen que estos animales corran un riesgo relativamente mayor durante la sedación o la anestesia.4,5

  Mi gato me quiere test

Para minimizar este riesgo, hay que tener en cuenta que no hay fármacos sedantes o anestésicos seguros; sólo hay prácticas seguras en su administración. El conocimiento del estado físico del animal y de los efectos farmacológicos de los fármacos que se aplican al sistema cardiovascular le ayudará a seleccionar el protocolo de sedación más seguro para el animal.

Tranquilizante para gatos

Aunque la acepromazina tiene varias acciones que pueden ser útiles, se utiliza sobre todo como tranquilizante. Sus potentes propiedades antineoplásicas hacen que este medicamento sea una excelente opción para las mascotas que viajan y que son propensas a la inquietud excesiva y al mareo.

La acepromazina también puede estabilizar el ritmo del corazón en determinadas situaciones, lo que significa que puede ralentizar el ritmo cardíaco o evitar un ritmo cardíaco excesivamente rápido inducido por el miedo. Esto es especialmente útil para los pacientes muy sensibles que se asustan tanto que pueden sufrir un “ataque al corazón” por el miedo.

Existe cierta controversia sobre el uso de este medicamento en situaciones que estimulan una reacción de pánico (tormentas eléctricas, fuegos artificiales, etc.). Aunque la acepromazina adormece a los pacientes, hay quien piensa que aumenta la percepción de los ruidos fuertes. Muchos conductistas consideran que otros medicamentos, como el alprazolam o la dexmedetomidina, pueden ser superiores en estas situaciones, aunque la acepromazina ha sido sin duda el pilar de la tranquilización de mascotas durante décadas.

Perros del protocolo Chill

Esto puede dar lugar a diversos problemas, como la incapacidad de realizar un examen veterinario o el aseo. Si el estrés es grave o prolongado, la calidad de vida puede verse afectada. La ansiedad en los gatos puede incluso contribuir a la aparición de enfermedades físicas.

  Gatos bebés para adotar algarve

En algunas situaciones a corto plazo -como durante una visita al veterinario, al tratar de recortar las alfombras del pelaje o los fuegos artificiales- se espera una cantidad razonable de ansiedad. Pero si el estrés de un gatito es grave, puede intentar escapar de la situación y acabar perdiéndose o lesionándose en su pánico. O puede morder, arañar o herir a un humano.

También hay algunas mascotas que luchan contra la ansiedad a largo plazo. Por ejemplo, puede que un gato mayor esté descontento con un nuevo compañero de casa, un gatito. O un gato puede tener ansiedad generalizada debido a su tipo de personalidad o a un trauma anterior.

Esto es especialmente cierto para los gatos cuyo estrés se manifiesta en síntomas físicos. Un ejemplo común es el de los gatos con cistitis intersticial, una enfermedad inflamatoria de la vejiga urinaria. En los gatos propensos a esta enfermedad, el estrés puede provocar un brote que requiera tratamiento veterinario.