Saltar al contenido

Higado inflamado en gatos

5 abril, 2022

La insuficiencia hepática del gato, ¿cuándo aplicar la eutanasia?

Entre las muchas funciones de vital importancia que desempeña el hígado felino está su contribución a la digestión de los alimentos que un gato consume habitualmente. Este proceso digestivo depende en gran medida de la fabricación y secreción eficiente de bilis por parte del hígado, un potente líquido de color marrón verdoso que viaja desde el hígado a través del sistema biliar (una elaborada red de minúsculos canales llamados conductos biliares) hasta la vesícula biliar. La bilis se almacena entonces en la vesícula biliar -un pequeño saco en forma de globo- hasta que se le pide que actúe en el tracto intestinal. En respuesta a las señales hormonales, la vesícula biliar se contrae y expulsa la bilis a través de un tubo (el conducto biliar común) hacia el intestino delgado, donde lleva a cabo procesos digestivos tan necesarios como la descomposición de las grasas de la dieta para que puedan ser absorbidas por el organismo del gato y el procesamiento de las toxinas dañinas para que no puedan ser absorbidas.

Entre las causas más comunes de la enfermedad hepática felina se encuentra la colangiohepatitis, una afección marcada por la inflamación tanto del hígado como del sistema biliar. Esta afección y la lipidosis hepática (hígado graso) combinadas representan quizás dos tercios de todos los trastornos hepáticos felinos tratados en la típica clínica u hospital veterinario para gatos.

  Gimnasios para gatos de segunda

Insuficiencia hepática en gatos

TopDiagnóstico del agrandamiento del hígado en los gatosCuando su gato está enfermo, nunca se recomienda diagnosticar la enfermedad usted mismo. Un diagnóstico erróneo puede en realidad causar más daño a su gato cuando se trata de un hígado agrandado, especialmente si la causa subyacente necesita tratamientos inmediatos. A continuación se indican algunas de las pruebas que su veterinario puede utilizar para diagnosticar a su gato:

ArribaTratamiento del agrandamiento del hígado en los gatosLos tratamientos variarán en función de los resultados de la causa subyacente del agrandamiento del hígado. A continuación se desglosan los tratamientos de algunas de las causas más comunes:

Los antibióticos y otros medicamentos pueden ser prescritos. Lo más probable es que se utilicen líquidos intravenosos para mantener a su gato hidratado y se controle su ingesta nutricional. Si su gato vomita, el veterinario puede sugerirle antiácidos para ayudarle. La recuperación puede durar sólo unos días, a menos que se trate de una colangitis crónica, que podría requerir una terapia y un tratamiento adicionales.

Cuando su gato padece esta enfermedad, suele abstenerse de comer, lo que provoca que la grasa ingerida no se descomponga. Hasta que se determine la razón del comportamiento anoréxico de su gato, la mejor manera de tratarlo es asegurarse de que come. En la mayoría de las situaciones, esto significa que se requiere una sonda de alimentación. Cuanto antes empiece a comer por sí mismo, más rápido se recuperará.

Cáncer de hígado en los gatos

El hígado es un órgano importante con muchas funciones, como la digestión y conversión de nutrientes, la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre y el almacenamiento de vitaminas y minerales. Dado que el hígado trabaja para eliminar tantas sustancias diferentes del organismo, es susceptible de sufrir daños de muy diversa índole. Las enfermedades hepáticas provocan una inflamación, conocida como hepatitis. Si no se trata, puede provocar la pérdida de la función, ya que las células hepáticas sanas son sustituidas por tejido cicatricial. Las enfermedades de otras partes del cuerpo también pueden afectar a la función del hígado.

  Alicia en el pais gato

Afortunadamente, la enfermedad hepática puede tratarse de forma eficaz y su progresión puede limitarse. Muchos gatos siguen viviendo felizmente años después de su diagnóstico. Una nutrición adecuada y un diálogo continuo con su veterinario son la clave para controlar el trastorno hepático de su gato.

Otros posibles signos de trastornos hepáticos son una orina de color oscuro, encías pálidas o una acumulación de líquido en el abdomen que podría confundirse con un aumento de peso repentino. Su veterinario puede realizar otras pruebas para diagnosticar la enfermedad hepática.

¿Qué puedo dar de comer a un gato con problemas de hígado?

El hígado es un órgano muy importante para los gatos. Se encarga de todo, desde descomponer la energía de los alimentos hasta detener las hemorragias. Las enfermedades hepáticas en los gatos son bastante comunes y pueden tener consecuencias devastadoras. Por desgracia, las enfermedades hepáticas también son difíciles de tratar.

El hígado es un órgano muy vital para la salud general de su gato. Descompone los nutrientes de los alimentos en energía y los medicamentos en tratamientos eficaces. Las vitaminas y los minerales se almacenan en el hígado hasta que el cuerpo del gato los necesita. Desempeña muchas funciones en el metabolismo, es decir, el hígado contribuye a muchos procesos que son cruciales para mantenerse con vida.

El hígado se encuentra justo debajo de la caja torácica del gato. Un músculo llamado diafragma separa el pecho (con el corazón y los pulmones) y el abdomen (con el hígado, el sistema gastrointestinal, los riñones, etc.). Entre el diafragma y el estómago se encuentra el hígado. La vesícula biliar es una estructura dentro del hígado, llena de bilis que descompone los alimentos. El hígado parece un órgano redondo y liso con una coloración marrón rojiza y múltiples partes, llamadas lóbulos.