Saltar al contenido

A mi gato se le ha hinchado una pata

22 junio, 2022

Pie trasero de gato hinchado

La artritis es un término general que engloba diversos trastornos que afectan a las articulaciones y causan hinchazón. La inflamación de una articulación puede deberse a causas infecciosas o no infecciosas. Cuando se ven afectadas varias articulaciones, se denomina “poliartritis”. No es lo mismo que la artrosis, que consiste en una enfermedad degenerativa crónica y permanente de las articulaciones.Las causas de la artritis en los gatos son variadas. Puede ser el resultado de heridas por mordedura en peleas o accidentes, así como de causas autoinmunes o reumatoides, infecciones víricas (leucemia e inmunodeficiencia felina), artrosis, infecciones bacterianas, caídas, traumatismos o distensiones.Los gatos con artritis pueden presentar los siguientes signos clínicos:Tratamiento de la artritis felina El tratamiento de la artritis felina debe incluir antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones. Esto ayudará a mejorar los síntomas del gato afectado. También pueden utilizarse suplementos que ayuden a la articulación, como la glucosamina y la condroitina. En los casos más graves de artritis, puede considerarse la cirugía como última opción.

Gato pata hinchada sin dolor

¿Su gato tiene una pata herida? Las lesiones en las patas de los gatos pueden ir de leves a graves, pudiendo ser causadas por picaduras de insectos, roturas de patas y distensiones musculares. Independientemente de lo que ocurra, es importante llevar a su gato al veterinario para que pueda recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Si su gato cojea, o tiene una pata hinchada o sangrante, puede intentar que lo revisen más a fondo. Si su gato se niega a poner peso en la pata y muestra síntomas como llanto, disminución del apetito o hematomas visibles, esto podría indicar una pata rota.

  El gato jinks en español

En algunos casos, puede haber pisado algo afilado. Esto puede ser especialmente relevante para los gatos que viven en el exterior. Los gatos también suelen jugar con los bichos. Esto puede provocar una picadura de avispa, abeja, araña, hormiga o escorpión. Estas picaduras pueden provocar una reacción alérgica grave en su gato.

Si la pata de su gato está rota o fracturada, puede haber sido causada por un salto desde un punto alto y un aterrizaje incorrecto, o por la caída de algo pesado sobre su pie. Una distensión muscular, una uña encarnada o una rotura de ligamentos también pueden causar dolor a su gato. Todas estas lesiones podrían estar cubiertas por el seguro de animales de compañía de un asegurado activo.

Remedio casero para la pata hinchada del gato

Una pata de gato hinchada puede ser un signo de lesión, enfermedad, picadura, mordedura o infección. Es probable que su gato se proteja la pata, se lama en exceso o evite cargar peso sobre la pata dolorida. Si su gatito se deja examinar, puede identificar el problema y aplicar los cuidados básicos en casa; sin embargo, los gatos que sufren dolor son propensos a arañar y correr, por lo que la atención veterinaria suele ser necesaria.

Una pata o un dedo del pie roto o con un esguince puede provocar la hinchazón de la pata. Su gato puede sostener su pata lesionada en un ángulo extraño o inusual. Las heridas por punción, como las producidas por uñas u objetos punzantes, pueden causar hinchazón. Examine atentamente la pata de su gato en busca de signos visibles de traumatismo y compruebe si hay algo que pueda estar enrollado con fuerza alrededor de la pata o del remolque, como una cuerda o un plástico, y retírelo para restablecer la circulación.

  Mejores gatos para niños

Si su gato tiene un objeto afilado alojado entre los dedos o incrustado en la pata, podría provocar dolor, hinchazón y sensibilidad. Puede notar una secreción o sentir que la pata está caliente al tacto, que son signos de infección que probablemente requerirán un tratamiento antibiótico recetado. Si puedes, retira con seguridad los objetos pequeños, como guijarros o espinas, lava la pata y aplica una pomada antibiótica tópica. Si la inflamación persiste o el objeto está profundamente incrustado, acude al veterinario.

Pata hinchada de gato picadura de abeja

Los gatos no pueden permitirse el lujo de llevar zapatos como los humanos, ¡ni querrían hacerlo! Nuestros amigos felinos utilizan sus ágiles patas y garras para caminar, correr, trepar y saltar por toda la casa y encontrar su delicado equilibrio. Por desgracia, la exposición de sus patas a los peligros del interior y del exterior las hace vulnerables a las heridas e infecciones.

Dos signos reveladores de que algo va mal en la pata de su gato son que no la deja en paz -mordiendo y lamiendo la pata sin alivio- y que no camina sobre ella, lo que hace que cojee o tenga una pisada incómoda. Si notas estos signos, echa un vistazo a las patas de tu gatito. Algunos cambios físicos pueden ayudarte a entender qué está causando la irritación.

Todos estos signos indican un problema en la pata. Por desgracia, estos problemas pueden ir desde un pequeño rasguño hasta una grave herida punzante. Pero, ¿cómo saber si la pata está infectada? Es muy difícil saber lo que ocurre bajo la piel con sólo mirar una herida. Afortunadamente, algunos otros cambios en la pata pueden indicar que la pata de su gato está infectada.